Confío plenamente en el poder de las palabras, de las historias, de la conexión emocional que estas historias nos generan y cómo las novelas son capaces de ayudarnos en un proceso de curación. Confío plenamente en la biblioterapia y el poder que tiene dentro de un proceso de coaching.

 

La biblioterapia habla de la fuerza curativa de la lectura

Se trata de un concepto que viene de la Antigüedad. Griegos y romanos confiaban ya en el poder curativo de la lectura y en la Edad Media se leían textos sagrados durante las operaciones.

Posteriormente distintos teólogos y médicos han recomendado la lectura por su valor terapéutico.

Entre los beneficios de la biblioterapia se encuentra el fortalecimiento del carácter, la adquisición de nuevos hábitos, mejora aptitudes comunicativas, reduce tensiones y acompañada de una buena práctica de meditación ayuda al paciente en su curación.

 

Actualmente se habla de dos tipos de biblioterapia:

  • Biblioterapia clínica: En hospitales y clínicas. Participan médicos, psicoterapeútas y bibliotecarios. Busca la modificación de actitudes y comportamientos.
  • Biblioterapia para el desarrollo personal: Se aplica en escuelas, bibliotecas públicas. Hay un apoyo literario personalizado, ejercido por un bibliotecario, buscando ayudar a una persona.

“La finalidad de la lectura debe se que el lector sea capaz de leer su propio libro interior y descifrarlo” (Marcel Proust)

 

Siempre me ha gustado leer, si bien no soy de las que devora libros sin cesar…y mucho menos desde que tengo hijos! Me cuesta encontrar momentos de paz para dedicarle a la lectura, pero siempre pienso que es un hábito que recuperaré con mayor ahínco dentro de unos años, cuando mis hijos no demanden tanta atención y cuidados por mi parte (y eso también llegará, como llega todo).

Pero siempre me ha encantado sumergirme en la lectura.

Esa sensación de olvidarte de ti mismo, de estar viviendo otra vida, otra historia, empatizar con los protagonistas… 

 

Tal y como decía André Gide, el Nobel de Literatura, “leer a un autor no sólo es hacerte una idea de lo que dice, sino irte de viaje con él”

 

 

Estoy en un momento “muy zen” de mi vida y muy interesada en el mundo de la meditación y el mindfulness. Estoy convencida de que la lectura nos acerca a ese estado de silencio interior, nos acerca a la meditación profunda, en la que dejamos de pensar en nosotros mismos y alcanzamos un estado placentero de ausencia de ruido exterior.

 

Desde el coaching se usa la biblioterapia como un método más de obtención de recursos para el coachee. El coach actúa muchas veces como biblioterapeuta, recomendando determinadas lecturas, animando al coachee a dejarse llevar por escritos que sean de su interés, y proponiendo esta vía como mecanismo para descubrir otras formas de pensar, para olvidarnos de un problema cuando lo que necesitamos es un bote salvavidas, para, en definitiva, aprender disfrutando, que es sin duda la mejor manera de aprender.

 

Por si no te lo habías planteado aún, la lectura también te ayuda a conocerte mejor. Si, leer una novela, un libro de ficción, nos acerca al autoconocimiento.

 

Proust decía que “cada lector, cuando lee, es el propio lector de si mismo”

 

 

 

Ella Berthoud y Susan Elderkin, en su “Manual de remedios literirarios”, nos dan 400 recetas literarias para 400 dolencias, desde la A la Z.  Recetas para dolencias como el abandono,  la eyaculación precoz, depresión, claustrofia, etc…

Libro no apto para aquellos que, como yo, tiene ya una lista interminable en las “Notas” de su móvil de futuros libros que leer! Pues sigo aumentado mi lista de “pendientes”.

Dejemos que el eco de las palabras nos envuelva, nos desconecte y nos vuelva a conectar con la realidad que vivimos

 

Contacta conmigo para que pueda ayudarte en tu proceso de desarrollo personal o profesional. Comprueba en primera persona cómo un proceso coaching puede ayudarte!

 

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo!Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Tagged on:                 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *