El crowdsourcing y la búsqueda de empleo tienen hoy en día mucho que ver.

Y es que los recursos humanos y el marketing están más relacionados de lo que se suele pensar.

Partimos de la base de que podemos encontrar talento en cualquier sitio, en cualquier ambiente y persona.

La función de los reclutadores es encontrar talento y esta función, dependiendo del área de la empresa y el momento, no es tarea fácil. Que nos lo digan a aquellos que nos dedicamos al mercado TI….

Hay mucho “talento pasivo”, personas que no están en principio buscando un cambio de empleo y debemos encontrar estrategias para encontrarlas.

Hay personas que no encajan a nivel de formación y experiencia en lo que estamos buscando, por lo que sus CV no pasarían un primer filtro en la empresa y que sin embargo pueden cubrir a la perfección aquello que estamos buscando.

Hay puestos que necesitan de una mayor creatividad y capacidad de innovación, y estas habilidades hay que demostrarlas haciendo, no sobre el papel.

En todos estos casos el Crowdsourcing puede ser la solución.

 

El concepto de Crowdsourcing viene de “crowd” (multitud) y “sourcing” (contratación, externalización). Es decir, contratar servicios a la multitud, al exterior.

El crowdsourcing hace uso de herramientas sociales (redes sociales, webs especializadas, herramientas de gestión del talento de la propia marca/empresa, etc), proponiendo retos a los usuarios, seguidores de una marca, para sacar adelante un nuevo servicio, para generar nuevas ideas de negocio, solucionar un problema, etc.

 

El beneficio es mutuo.

La empresa reduce el coste de un proyecto o un servicio, o recibe miles de ideas a la solución a un problema, hace un ejercicio de brainstorming colectivo. Y a la vez realiza un proceso de selección entre los participantes, consiguiendo llegar a recursos que no iban a aplicar a una oferta de empleo y haciendo visibles a perfiles que de otra forma no destacarían, al talento emergente.

Las personas a su vez tienen una plataforma para mostrar sus ideas, su creatividad, sus habilidades personales en empresas que les interesan o en proyectos que les parecen atractivos. Dejan de preocuparse por el formato de su CV, por si cruzan o no los brazos en la entrevista de selección…y se centran más en demostrar su talento de forma práctica. El crowdsourcing se convierte en una salida profesional más al terminar la Universidad.

Los expertos dicen que el trabajo del futuro será muy diferente al actual y que la mayor parte de los trabajadores colaborarán como freelancers en diversos proyectos de diversas empresas, por lo que el crowdsourcing está en auge. 

Wikipedia es el mayor ejemplo de crowdsourcing. Cualquier persona puede crear y editar contenido en ella.

Otros ejemplos prácticos:

  • Heineken: empresa que siempre lanza nuevos retos vía Crowdsourcing, realizó un concurso entre sus clientes para elegir el diseño de la nueva botella conmemorativa de su 140 aniversario.

  • Lego: solicitó la colaboración de sus seguidores para llegar al diseño de una nueva generación de juguetes robóticos.

 

  • Airbnb: creó un anuncio publicitario a partir de la colaboración de sus usuarios de todo el mundo, pidiéndoles que grabasen videos con sus experiencias en un formato determinado y los compartiesen vía twitter. Puedes verlo aqu

 

 

 

  • Fiat: la marca publicó en su web: “si para tantas personas estacionarse es un desafío recurrente y casi insuperable, ¿ por qué no crear ruedas que puedan girar 90 grados para estacionarse con mayor facilidad”. Generó más de 10.000 ideas y la participación de más de 17.000 usuarios, dando lugar al nuevo modelo Fiat Mio.

 

Openideo surge como una plataforma en la nube para generar nuevas ideas colaborativas en torno a problemas de la sociedad, buscando el brainstorming virtual y colectivo para generar impacto social en temáticas que a todos nos impactan (cómo maximizar la innovación de los más pequeños, buscar una solución al problema del plástico en el planeta, etc).

Eyeka es una web donde las marcas proponen proyectos de crowdsourcing, la mayor parte de ellos con remuneración asociada para la idea final seleccionada, como éste proyecto de la marca BIC, donde buscan un vídeo que conecte con la gente y convenza del uso de mecheros de calidad frente a otras alternativas, o la convocatoria de Nivea para conseguir una fotografía que represente una historia de complicidad.

Sobre el crowdsourcing hay muchas opiniones, hay quien lo considera una subcontratación gratuita de servicios, hay quien lo considera aprovecharse del talento de otros a costes reducidos, hay quien considera que se trata de una forma nueva de buscar y encontrar talento, otros hablan de ello como campañas de marketing encubiertas, etc. Lo que está claro es que la mejor manera de seleccionar talento es probarlo previamente, y de esta manera se consigue.

De modo que si estás en búsqueda de empleo y encuentras opciones de crowdsourcing en empresas interesantes, no lo dudes, participa, destaca, demuestra tus habilidades, y deja el desarrollo de tu CV para mañana. Puede que ya no lo necesites.

 

¿Eres empresa? Piensa en opciones de crowdsourcing para conseguir ese empleado que no encuentras, para garantizar el éxito en el talento contratado o para buscar colaboración de todos y premiar la solución de uno de tus problemas como empresa.

 

 

Y tú, ¿ qué opinas de este nuevo modelo de buscar y encontrar talento?

 

¿Quieres que te ayude en tu búsqueda de empleo? Ponte en contacto conmigo aquí

 

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo!Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Tagged on:                         

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *