Hoy vamos a hablar de los beneficios a nivel personal y profesional del humor y de cómo su uso te puede ayudar a conseguir tu próximo empleo.

¿Cuándo ha sido la última vez que has usado el humor para mejorar el clima laboral en tu empresa?

¿Cuándo has mejorado una situación difícil con alguien haciendo uso del humor?

Piensa en una persona con un fuerte sentido del humor y en las relaciones personales y profesionales que tiene. ¿Qué puedes aprender de esa persona?

Hace poco hablaba de esto en una clase que impartí de Clima Laboral en la European Business Factory de Galicia, comentaba cómo el humor puede ser un flotador al que agarrarnos en los momentos más difíciles.

 

Está demostrado que el humor, al igual que el ejercicio, nos ayuda a liberar endorfinas, las hormonas de la felicidad. Estas hormonas son analgésicos naturales que nos ponen de buen humor. Tienen un efecto tranquilizante sobre el organismo y recuperan nuestro sistema inmunológico.

 

Piensa en la última vez que te contaron un buen chiste, de esos que te hacen llorar de risa. ¿Recuerdas la sensación de subidón que tuviste después?

Habrá quien lea ésto y piense: “si, pero yo estoy de mal humor, o preocupado, o triste o etc, etc, etc, así que no me vengas a hablar de buen humor”

Te propongo un reto: 

Prueba a sonreír durante esta mañana. Aunque no te apetezca, aunque no estés de humor. Prueba a estar sonriente, a saludar a aquellos con los que te cruces con una sonrisa, a recibir a tus clientes/compañeros/amigos de manera amigable.

Y piensa luego, al final de la mañana, si generó algún tipo de resultado. Si tus compañeros/amigos/clientes se comportaron de otra manera contigo, si sus reacciones fueron diferentes. Y lo que es más importante, si varió en algo tu estado de ánimo después de varias horas sonriendo.

 

Los estudios demuestran que pequeños gestos como éste provocan reacciones emocionales diferentes en los demás y acaban provocando que tu estado de ánimo varíe.

Cuando sonreímos de manera continuada, aunque sea forzadamente, estamos usando el cuerpo para enviar una señal al cerebro. Le estamos diciendo “tranquilo, todo está bien, te puedes relajar”. Disminuimos entonces nuestros niveles de estrés y el ritmo cardíaco.

 

 

¿Sabías que los adultos nos reímos cuatrocientas veces menos al día que los niños? Es un dato escalofriante!

“A veces tu alegría es la fuente de tu sonrisa, pero a veces tu sonrisa puede ser la fuente de tu alegría”. Thich Nhat Hanh

 

 

 

Recuerda que tomarse las cosas con humor no significa tomarse a la ligera situaciones complicadas, ni reírnos de lo que les sucede a los demás, sino elegir que queremos afrontar la vida y aquello que nos sucede desde el optimismo y la “comedia” y no desde la “tragedia”.

 

 

Aprendamos de nuestro querido Forges y de cómo desdramatrizar las situaciones.

 

Las empresas se están empezando a dar cuenta de esto que te cuento y saben que aquellos empleados felices y con buen humor tienen una mayor productividad laboral.

Sus números son mejores, si, como lo oyes.

Puede que en la próxima entrevista de trabajo a la que te enfrentes vayan a analizar tu sentido del humor. ¿Te lo habías planteado?

Quizá sea hora de dejar de preparar la respuesta a determinadas preguntas de la entrevista y empezar a preparar nuestro estado de ánimo y humor.

No creas que sólo se va a percibir en tu sonrisa, forzada o no, también en el enfoque que has tenido en tus experiencias profesionales pasadas. ¿Te has centrado en la tragedia o en la comedia? ¿Cómo te comunicas con tu equipo, con tus compañeros? ¿Cómo has salido de situaciones complicadas pasadas?

Y lo bueno es que esta capacidad se puede entrenar. Puedes aprender a usar el sentido del humor, puedes mejorar la comedia en tu vida. Evidentemente hay un rango de nacimiento, pero también hay margen para la acción.

“Sólo” tienes que ser consciente y querer.

 

¿Qué otros beneficios tiene el humor para tu salud personal y profesional?:

-Ayuda a hacer más fáciles las relaciones personales y profesionales.

-Fomenta la comunicación fluida

-Nos ayuda a relativizar los problemas

-Está demostrado que el rendimiento colectivo es el fruto del estado de ánimo de sus miembros. El humor influye directamente en nuestro estado de ánimo.

-Fomenta la creatividad y nos ayuda a encontrar soluciones inverosímiles.

-Incrementa nuestra automotivación, la aceptación de la situación y la búsqueda de nuevas alternativas.

-Es una manera de motivar a los otros, siempre desde el respeto y la educación.

-Refuerza tu marca, generas carisma y confianza.

-Es el mejor recurso “rompe hielo” que pueda existir.

-Incrementa nuestro autoconocimiento y autoaceptación.

 

De modo que ya sabes, sal a la calle y píntate una sonrisa en la cara!

 

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo!Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Tagged on:                         

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *